"Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final, pase lo que pase. Uno raras veces vence, pero alguna vez vence”. Harper Lee, 1960
.

‘Perlas’ a dos bandas »
« El PP regional pide a Esperanza Aguirre que «se meta en sus asuntos»

Cascos 2011

30.12.2010 -

CRISTINA COTO DE LA MATA
DIPUTADA REGIONAL DEL PP DE ASTURIAS
Aprobado en la Junta General el enésimo presupuesto de izquierdas, el de menor inversión y más deuda de toda la legislatura, a los asturianos nos queda observar -sufrir- sus consecuencias, que abundarán en la contrastada capacidad, sí, de la izquierda para generar paro y pobreza. España entera es hoy un ejemplo dramático de esa trasnochada política. Pero 2011 es año electoral, y hay por tanto hueco para la esperanza. Esperanza en un cambio en el que debemos implicarnos todos, por el bien de todos. Personalmente, siempre defenderé la política, y más aún en tiempos en los que es objeto de un fuerte descrédito; sólo entendiéndola como un lugar donde trabajar desde la humildad, poniendo en el centro de su acción a la persona, podremos resituarla en el honroso lugar que le corresponde. Por eso considero trascendental la apelación que Álvarez-Cascos acaba de hacer a la civilidad política, que es un compromiso con los valores del trabajo, la experiencia, la cercanía a los asuntos públicos, el rechazo del sectarismo, el respeto a los demás. Son palabras suyas, pronunciadas el pasado 16 de diciembre en Madrid, al recoger el Premio a la Trayectoria Política 2010, otorgado por los compañeros del PP del distrito Salamanca.
Cascos aparece ya inexorablemente unido a 2011, tal y como titulo esta columna. Así será, porque si el infértil desencanto imperaba en la sociedad asturiana, nadie -por más que lo intente- podrá negar que sólo el político que más hizo por Asturias, ha sido capaz de generar una ilusión y una confianza en la actividad pública como instrumento de transformación social, que algunos ya pensábamos que íbamos a tardar en recuperar. Ese camino va a buen puerto; por eso, no solo él, sino la inmensa mayoría de las bases del PP, hemos entendido que la mejor salida estatutaria a la situación de excepcionalidad que vive el PP de Asturias es que todos y cada uno de los afiliados elijan al candidato en un congreso.
Que nuestra Junta Directiva Regional se haya reunido sólo para constituirse, es anómalo; que nuestro Comité Ejecutivo Regional no se reúna desde hace nueve meses, también lo es; que cada vez que lo hizo tuvo en su orden del día expulsar afiliados y disolver juntas locales, es absolutamente anómalo; que esas gestoras que sustituyeron a las legítimas juntas permanezcan vivas tras seis meses, límite establecido por nuestros Estatutos, lógicamente es una vulneración de los mismos; que el Comité Electoral Regional del PP falsifique firmas de sus miembros es anómalo -ilegal también-; que se nominen tríos, dúos o actor principal al calor de una mesa de restaurante, es anómalo y falta al respeto del partido entero; que se insulte, descalifique y represalíe a quien no piensa como una docena de dirigentes, es simplemente intolerable, y, por supuesto, que determinados diputados tengamos que estar pidiendo verbalmente y por escrito explicaciones acerca del quién y en qué se gasta la importantísima asignación económica que recibe el grupo parlamentario, sin recibir contestación alguna, es síntoma de que más que una falsa renovación, seguramente lo que hace falta es una regeneración. Y para terminar, que el presidente del partido no mande, sino que actúe en representación del que manda de verdad, nuevamente es anómalo, y lo que es anómalo es excepcional.
Por eso, sin perjuicio de otras, un Congreso es una solución estatutaria, la mas democrática, y por eso nuestra total coincidencia con Mariano Rajoy, que acaba de invocar el cumplimiento de los Estatutos, el respeto a las normas y a los procedimientos. Quizá aquí en Asturias y dada la situación, la primera solución estatutaria sería que se cumplieran los Estatutos, aunque suene a obviedad.
Hay caminos y hay vías muertas, pero no olvidemos que este camino es de todos, porque si, como entendió el político irlandés Edmund Burke, «para que triunfe el mal, sólo hace falta que los hombres de bien no hagan nada», no puedo más que desear que 2011 no nos pille en la dañina inacción. Me temo que a Cascos no le van a coger ahí. Quizá por ello ese camino lo toman más asturianos cada día. Esta gran región merece el mejor futuro, el que sólo los asturianos podemos construir.
A 11 personas les gusta
Be Sociable, Share!
Retweet

30/12/2010 a las 04:29
4 comentarios »
  • 08/02/2011 a las 10:23Julio

    El proyecto de Francisco Alvarez Cascos irradia energía.
    Ayudaremos a ponerlo en marcha en esta nusestra Empresa que es Asturias, con la prioridad de maximizar el costes social, minimizar el beneficio y buena administración.

  • 08/02/2011 a las 10:12Julio

    El proyecto de Francisco Alvarez Cascos, irradia energía. Le ayudaremos a llevarlo a cabo; habrá que maximizar el coste social y minimizar el beneficio, con la buena administración que debe tener un buen padre de familia. Creo que es el revulsivo que necesitamos para salir del apoltronamiento y pasar a la acción para salvar nuestra empresa común, que no es otra que nuestra querida Asturias; donde queremos que puedan vivir y trabajar nuestros hijos.

  • 30/01/2011 a las 23:16Agustín

    A ver si Asunción,se anima a dar el paso,y forma el Foro Valencia.Seguro que le apoyarían bastantes personas,hartas de la mediocridad de los dos partidos que se alternan en el gobierno de España.
    En Asturias así lo estamos,y apoyaremos a Cascos para que sea el próximo presidente de la Comunidad. ¡¡Cascos Presidente¡¡

  • 07/01/2011 a las 11:43Manuel

    Somos ya muchos los españoles que no estamos dispuestos a tolerar a los dirigentes políticos mediocres, y que deseamos apoyar a los que ofrecen una eficacia gestora y honestidad contrastada.
    PP y PSOE se han equivocado con Cascos y Asunción. No existiendo listas abiertas,la falta de democracia interna en la designación de candidatos solo se les puede admitir a los hombres excepcionales. Rajoy y Zapatero no estan entre ellos.

No se admiten más comentarios

Web Oficial de Francisco Álvarez-Cascos | Entradas RSSComentarios RSSContacto