"Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final, pase lo que pase. Uno raras veces vence, pero alguna vez vence”. Harper Lee, 1960
.

Álvarez-Cascos: “Asturias tiene algo único en el mundo: los asturianos” »
« FORO ASTURIAS propone un cambio de política urbanística en el Principado

Presente y futuro del bilingüismo en Asturias

Artículo de Miguel Ángel Forascepi Roza, Inspector de Educación y coordinador del área de Educación de FORO ASTURIAS.

Los programas bilingües en Asturias, introducidos por Riopedre de forma anárquica, caótica y descontrolada, se encuentran en una situación crítica: cada centro desarrolla un programa diferente; no hay supervisión pedagógica ni evaluación de los mismos, no se analizan los resultados, no existe ninguna norma publicada en BOPA que los regule, no hay profesorado suficientemente preparado para impartir materias curriculares en lengua extranjera, no existe formación específica para el profesorado que imparte los programas, no existe reconocimiento del nivel de lengua extranjera alcanzado por el alumnado, y, por último, y lo más importante, los programa bilingües se están aplicando de forma segregada, en el peor sentido de la palabra, discriminando a muchos alumnos, que no tienen posibilidad de acceder a estos programas, aunque funcionen en el centro en el que estudian.

El único objetivo de Riopedre al introducir de forma apresurada y sin orden ni concierto programas bilingües, era rentabilizar políticamente el interés creciente de la sociedad por este tipo de programas, que ya habían puesto en marcha comunidades como Madrid, Cantabria o Castilla-León. Y pretendió instaurarlos a coste cero, pues, como ya va siendo conocido por todos a través de los medios de comunicación, los caudales de la Consejería de Educación se desviaban, presuntamente, hacia otros beneficiarios, sus propios bolsillos o los de sus hijos, creando el mayor escándalo de corrupción política de la historia de Asturias.

Desde el curso 2004-05 en que se implantaron cuatro grupos bilingües en centros de secundaria (dos de Francés y dos de Inglés) hasta ahora, han pasado siete años, sin que la Consejería de Educación de Riopedre fuera capaz de elaborar y publicar en BOPA una norma que regulara el desarrollo de los programas bilingües, lo mismo que no fue capaz de publicar los Reglamentos Orgánicos de los centros educativos (a excepción de los centros de básica) en diez años al frente de la Consejería de Educación, y con sobrados medios materiales y humanos a su disposición. Con ello obligó a los centros a funcionar con un Reglamento obsoleto del Ministerio de Educación, del año 1996, que se aplica con carácter supletorio.

Es decir, se empezó la casa por el tejado, ya que hasta el curso 2008-09 no se amplió el programa a la Educación Primaria (EP), y en vez de empezar por los cimientos, se aplicó al último ciclo de la EP.

Y en cuanto al profesorado de los programas bilingües, en todo este tiempo no hubo ninguna norma que fijara los requisitos que debía cumplir, hasta el año 2009, en una norma dictada únicamente como convocatoria, absolutamente insuficiente para regular estos programas.

Esa norma fijó como exigencia para impartir el programa bilingüe el nivel B2 (Nivel Avanzado de la Escuela de Idiomas), nivel a todas luces insuficiente para la tarea que deben realizar. Este nivel B2, equivalente al “First Certificate in English” de la Universidad de Cambridge, prueba la capacidad de hablar el idioma inglés socialmente de manera eficiente. Sin embargo, estos profesores no tienen que pasarse las clases socializando con los alumnos, sino que deben enseñar unos contenidos para lo que necesitan un inglés académico que no dominan. El peligro y, por tanto, la consecuencia  presumible es la trivialización de los contenidos que se enseñan. Un nivel B2 debe ser únicamente el punto de partida para una especialización lingüística más profunda.

Pero uno de los graves problemas consiste en que gran parte del profesorado que viene impartiendo estos programas no tiene ni siquiera ese B2, y gran parte de los centros de secundaria que van a recibir este curso al alumnado que ha seguido en primaria el programa bilingüe, no tienen suficientes profesores para asegurar la continuidad del programa en secundaria.

Por otra parte, los resultados que obtienen nuestros alumnos en inglés son descorazonadores. Según el informe de resultados de 2008, es el área con mayor fracaso (12%) en EP, y al llegar a primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) el fracaso alcanza el 30%. En 2009 la tasa de aprobados en la prueba de inglés de la PAU se situó en el 66,3, después estudiar doce años o más de inglés.

Abundando en esto, según el informe auspiciado por “European Network of policy makers for the evaluation of education systems”, financiado dentro del programa “Sócrates” se realizó una evaluación de habilidades de los alumnos en inglés, en ocho países europeos en 2002, en el que participaron varios centros asturianos. Las conclusiones del informe ponen de manifiesto resultados muy pobres en expresión oral y escrita, disparidad de resultados, y falta de práctica del inglés fuera del horario escolar, lo que se considera como un hecho que tiene mucha influencia en los resultados de los alumnos. Otro aspecto que se señala es que solo un 15% del profesorado utiliza el inglés en sus clases.

Para reconducir esta situación caótica, Foro Asturias se propone poner en marcha un programa de bilingüismo, en el cual se estudie la lengua extranjera cinco días por semana y parte del currículo, en esa lengua. El programa se implantará desde la base (educación infantil) e irá extendiéndose gradualmente a la EP, la ESO y el Bachillerato. Y el 100% del alumnado, sin discriminación alguna, podrá beneficiarse del programa bilingüe. Es más, una vez que un centro sea admitido en el programa, todo el alumnado del nivel correspondiente estará inmerso en él; se trata de un programa que implicará a todo el centro, no a determinados grupos y alumnos.

Por esta razón, para entrar en el programa, los centros tendrán que cumplir una serie de requisitos, que se fijarán previamente en varias normas publicadas en BOPA. Entre ellos estará un elevado porcentaje de implicación en el proyecto y de consenso en el claustro y el consejo escolar, así como la existencia de un importante número de profesores definitivos con la suficiente preparación para impartir sus respectivas materias en lengua extranjera, con el compromiso de estabilidad en el centro durante el desarrollo del programa.

Foro Asturias se compromete a darle al profesorado la formación inicial y continua adecuada, mediante actuaciones en el propio centro, con intercambios puesto a puesto y formación específica en universidades de habla francesa o inglesa. También se compromete a tomar en consideración un plus de especial dedicación, así como el reconocimiento de su elevada cualificación lingüística y profesional, que constituirá un mérito docente a todos los efectos, mediante la correspondiente habilitación. Además, el profesorado estará apoyado por auxiliares de conversación nativos.

También se compromete a equipar a los centros bilingües con recursos específicos de tecnologías de la información y la comunicación para facilitar el desarrollo del programa, y a fomentar su participación en proyectos e intercambios escolares de carácter internacional. Así mismo, el alumnado tendrá la posibilidad de obtener una certificación de competencia lingüística con reconocimiento internacional.

Una medida más: la competencia lingüística del alumno será evaluada externamente por una agencia de prestigio internacional. Con todas estas medidas Asturias se pondrá al nivel de las comunidades punteras en materia de aprendizaje de lenguas extranjeras.

 

A 12 personas les gusta
Be Sociable, Share!
Retweet
13/05/2011 a las 21:53
No se admiten más comentarios

Web Oficial de Francisco Álvarez-Cascos | Entradas RSSComentarios RSSContacto