"Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final, pase lo que pase. Uno raras veces vence, pero alguna vez vence”. Harper Lee, 1960
.

El ex ministro se reúne con unos 300 militantes en Cangas del Narcea

OVIEDO, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, se ha reunido en un salón del Restaurante El Molinón, en el municipio asturiano de Cangas del Narcea, con unas 300 personas, según datos de la plataforma que le apoya ‘Pasamos a la acción’ consultados por Europa Press. (más…)

A 2 personas les gusta
Retweet
, , ,
17/01/2011 a las 14:20 Comentarios (0)

Rodríguez anuncia la dimisión en bloque del PP de Cangas del Narcea

La dirección regional replica que sólo deja su puesto el presidente y que la gran mayoría de los vocales continúan

15.01.11 - 03:12 -

A. S. | OVIEDO.
La crisis abierta en el PP asturiano tras la designación como candidata autonómica de Isabel Pérez-Espinosa y el descarte de Francisco Álvarez-Cascos comienza a tener consecuencias sobre su estructura municipal. Ayer, el presidente del partido en Cangas del Narcea, el también diputado regional Emilio Rodríguez, anunció la dimisión en bloque de la junta local y su apoyo al ex ministro de Fomento. Minutos más tarde, la dirección regional desmentía la versión de Rodríguez y afirmaba que sólo él había decidido abandonar, mientras que la gran mayoría de los integrantes de la agrupación continuaban en sus puestos. (más…)

A 11 personas les gusta
Retweet

15/01/2011 a las 13:36 Comentarios (0)

María Porto: «Le ayudaré en todo lo que pueda»

La esposa de Álvarez- Cascos recibe la petición de que sea «presidenta consorte» en el multitudinario acto de entrega del ‘Paisano de Honor’

02.08.10 – 02:30 -

MIGUEL G. GRANDA | VALENCIA DE D. JUAN.

Francisco Álvarez- Cascos se sintió ayer arropado por cientos de simpatizantes. El jardín de Los Patos fue el escenario elegido para hacerle entrega del título ‘Paisano de Honor 2010′ de manos del alcalde coyantino, Juan Martínez Majo. María Porto, esposa del ex ministro, también se sintió arropada por los seguidores de su marido. Una señora se le acercó y le pidió que fuera la presidenta consorte de Asturias, a lo que esta le respondió que «trabajaré y ayudaré a mi marido en todo lo que pueda». En referencia al acto, María Porto lo calificó de «muy bonito».

Un grupo de personas desplegó una pancarta que rezaba: «Cascos, Asturias te necesita. Desde Siero te venimos a buscar». También eran constantes vítores como: «Cascos presidente» o «Viva Cascos». La banda de gaitas de Oviedo y el grupo de danzas coyantino fueron los encargados de amenizar el homenaje a Álvarez-Cascos que, tras finalizar su discurso, probó el vino de la tierra y fue obsequiado con un ‘bollu preñau’. Además, paseó acompañado de su mujer y del edil coyantino por los puestos de artesanía que había en torno al parque de Los Patos. Los simpatizantes de Cascos aprovecharon la ocasión para pedirle al ex ministro que «arregle Asturias» y que «tiene que ser presidente».

Tras el acto oficial, el homenaje siguió en un hotel a las afueras de Valencia de Don Juan con una comida para 345 personas. Durante los postres, Juan Martínez Majo, el alcalde coyantino, leyó un discurso en el que calificaba a Cascos como «torero de bandera» y el artífice de la unión de los populares. «Cuando Cascos se fue, nos dejó un partido muy unido con el triple de afiliados. Todo gracias a él», subrayó. Además, destacó que «durante el mandato de Cascos en Fomento se construyeron 1.550 kilómetros de autopistas y autovías, a los que hay que sumar 2.000 más de alta velocidad. Los socialistas, en sus dos últimos mandatos, sólo han construido 200 ó 300. Gobernar un país no es como ser presidente de una comunidad de vecinos», añadió Martínez Majo.

Vítores y Fernando Alonso

El ex ministro fue recibido en el atril por palmas y golpes en las mesas de los comensales pidiéndole que fuera el candidato para Asturias. Cascos compartió mesa con su esposa, María Porto y con el periodista José Luis Balbín. El ex ministro abandonó su silla en un momento de la comida para interesarse por la posición de Fernando Alonso en Hungría, que se celebraba en aquellos instantes. Entre los presentes se encontraba Mercedes Fernández, síndica de cuentas del Principado, quien declaró que «mi presencia es mi valoración. Mi testimonio a la valía de Cascos». Rosa Domínguez de Posada, alcaldesa de Peñamellera tampoco faltó a la comida. La primera edil calificó como «brillante» el discurso del ex ministro y subrayó que «personas de la talla de Cascos nos hacen recordar el orgullo de ser asturianos. Tiene que ser nuestro candidato. Si lo es, será nuestro presidente», añadió. José Antonio Noval, alcalde de Siero, también se sumó a las palabras de Cascos. «Hay una parte del discurso que lo resume todo: hay que recuperar el orgullo de ser asturianos», declaró.

Por su parte, Isidro Fernández Rozada, diputado nacional por el PP, valoró el discurso de Cascos de «muy bueno; para mí habló muy bien». Entre los presentes, también se encontraban seis diputados autonómicos: Pelayo Roces, Marcial González, Cristina Coto, Luis Peláez, Reinerio Álvarez Saavedra y Emilio Rodríguez. Tampoco faltaron algunos ex parlamentarios populares, como Alicia Castro Masaveu o Isidro Martínez Oblanca, además de ocho de los doce alcaldes del PP en Asturias y varios presidentes de juntas locales, como el llanisco Fidel Sánchez o el langreano José Antonio Martínez. Al homenaje, incluso asistió gente cercana a Gabino de Lorenzo como Ramón del Fresno, alcalde de barrio de El Cristo. Tras el acto, algunos miembros de juntas locales de Asturias subieron al atril a manifestar su apoyo al ex ministro con gritos de «se nota, se siente, Cascos presidente».

A 1 persona le gusta
Retweet
, , , , , , , , , ,
02/08/2010 a las 13:53 Comentarios (0)

Música para el gaitero que no quiso Oviedo

La presencia de la banda de gaitas ovetense en el acto casquista suscita bromas sobre el rechazo de De Lorenzo

Valencia de Don Juan (León), P. G.

-¿Qué, dejovos venir Gabino?

Esta frase, inocente en cualquier otro contexto, se la hubiera llevado el viento de no ser porque ayer en Valencia de Don Juan decenas de casquistas esperaban la llegada de Francisco Álvarez-Cascos. Y de no ser por que el destinatario era uno de los miembros de la Banda de Gaitas «Ciudad de Oviedo», que iba a actuar en honor del ex ministro de Fomento, premiado con el «Paisano del año».

Vamos, que la cosa tenía su morbo, ya que las gaitas de Gabino de Lorenzo iban a soplar en honor de Álvarez-Cascos, al que las grandes juntas locales del PP, incluida la ovetense, han rechazado como candidato. Poco después, el ex ministro llegó en un todoterreno acompañado por su esposa, María Porto, a la plaza del Ayuntamiento. Allí esperaba el alcalde de la localidad leonesa, Juan Martínez Majo, bajo los soportales de la Casa Consistorial.

Y junto a él muchos de los alcaldes del PP asturiano que han mostrado su apoyo a que Álvarez-Cascos sea el próximo candidato popular a la Presidencia del Gobierno del Principado: Rosa Domínguez de Posada (Peñamellera Alta), Salvador Méndez (Coaña), María Goretti Quintana (San Tirso de Abres), Gervasio Acevedo (Tapia), José Antonio Noval (Siero) o Ramón Rodríguez (Villayón). También acudieron diputados regionales del PP como Marcial González, Cristina Coto, Luis Peláez, Reinerio Álvarez, Pelayo Roces y Emilio Rodríguez. Y no faltaron antiguos altos cargos populares, como la síndica Mercedes Fernández, delegada del Gobierno durante la etapa de Aznar.

Tras la recepción, la comitiva se desplazó al ritmo de los pasodobles de la banda de música municipal, hasta el Jardín de los Patos. En la marcha no faltaron las pancartas, concretamente dos. En una se leía «Mieres está con Cascos», y en la otra «Cascos, Asturias te necesita. Desde Siero te venimos a buscar».

Tras el pasacalles, Álvarez-Cascos agradeció el premio de «Paisano del año» con un discurso en el que repasó la historia de las infraestructuras más importantes que se construyeron en la zona durante su época como ministro de Fomento. Al término del acto, el político gijonés se fotografió con decenas de simpatizantes y curiosos que se habían acercado a lugar. Incluso recorrió, secundado por su mujer, los expositores de una feria de productos asturianos. Luego llegó la hora de la comida en Valjunco, donde Álvarez-Cascos habló de política.

http://www.lne.es/asturias/2010/08/02/musica-gaitero-quiso-oviedo/950100.html

Be the first to like.
Retweet
, , , , , , , , , , , , ,
02/08/2010 a las 13:35 Comentarios (0)

Daños colaterales

Mientras periódicamente aparecen escritos y plataformas de apoyo a la candidatura de Cascos a la Presidencia del Principado el año próximo, el verdadero meollo de la cuestión sigue enquistado y lo hace en el mismo punto en el que, si recuerdan, empezó todo el proceso hace ya muchos meses: Quién da el primer paso o, en el lenguaje de aquel momento, más metáforico, quién le invita a salir a bailar toda vez que el interesado permanece sentado en su silla y no va a romper el papel que se ha impuesto de no pedir nada.

Así las cosas, por mucho que sus seguidores redacten cartas a Rajoy, recojan firmas aquí y allá y dé la sensación -sólo eso, sensación- de que en Asturias todos -o casi todos- los populares están por la labor, la realidad es que nadie debe esperar que el líder nacional y su actual equipo vaya a dar cualquier tipo de facilidades (sigo sin creerme cierta información a la que ya me he referido en otra ocasión según la cual el político gallego aseguró a Ovidio Sánchez que, si para resolver el problema era él mismo quien tenía que llamar a Cascos, lo haría).

Mientras la ‘entregada’ dirección regional decide el momento para formalizar la petición de que el ‘ex número dos’ de Aznar sea su cartel electoral autonómico a través del órgano competente, el comité electoral, y logra la exigencia del interesado de que esa propuesta tenga la condición de unánime, los movimientos del grupo de incondicionales ‘casquistas’ y las dudas o dilaciones de quienes aceptándolo no derrochan entusiasmo ya han dejado en las filas de la derecha asturiana sus efectos en forma de “daños colaterales”. Me estoy refiriendo a una clara división que no ha aflorado hasta ahora a la luz pública y que en los dos últimos meses ha inoculado su virus en el grupo parlamentario del PP en la Junta General del Principado.

No hace falta recordar que este colectivo ya quedó seriamente tocado a raíz del último congreso regional, donde el posicionamiento contrario a la ratificación de Ovidio Sánchez como presidente regional o los coqueteos con su entonces oponente, Juan Morales, sirvieron para dejar algunos cadáveres en el camino, aunque sólo políticamente, dado que los escaños en el Parlamento autonómico, como en todos los demás, están asociados a la persona. Apartando de responsabilidades a unos de aquí y a otros de allí, la cosa se calmó e incluso soplaron vientos de bonanza en la que, aunque no como amigos, los diputados populares trabajaron juntos sin mayores problemas.
La ‘polémica Cascos’, sin embargo, ha sacado de nuevo a la luz una herida que, aunque no lo aparentara, seguía abierta, y en estos momentos puede hablarse de dos bloques dentro del propio grupo que, según admiten algunos de ellos, llegan a negarse el saludo en el Palacio de la calle de Fruela y desarrollan sus funciones por separado. Uno de los grupos, como es lógico es el del ‘aparato’, con Ovidio Sánchez a la cabeza, con el que están portavoces, adjuntos, secretarios, etcétera. En el otro, el jefe de filas es Pelayo Roces, indiscutible lugarteniente de Cascos desde hace muchos años, opción que nunca ha ocultado y que quienes no simpatizan tanto con el ex-ministro han tolerado siempre. Roces ha reclamado en más de una ocasión mayor ímpetú de la dirección asturiana de su partido para lograr el objetivo de traer a Cascos como sea. Este marco ha dado pie a los damnificados del citado último congreso regional para subirse a ese carro y ahora gente como Reinerio Álvarez Saavedra, Cristina Coto, Emilio Rodríguez o Luis Pelaez han logrado amalgamar un colectivo numéricamente inferior pero que constituye una piedra en el zapato del equipo dirigente. Éste, que se vio inicialmente sorprendido por la nueva situación, ha pasado al contraataque y, al margen de no considerar oportuna la ‘estrategia Cascos’ de los ‘desheredados’, echan leña al fuego al atribuir a Pelayo Roces intereses suplementarios a los de su propio fervor ‘casquista’, los derivados de los relevos aplicados por Sánchez y su equipo en los órganos de dirección de Cajastur hace algo más de un año, relevos que dejaron al propio Roces fuera de tan ‘estratégica’ posición.

Por una cosa o por otra, o por la dos, la realidad es que en estos momentos el grupo parlamentario popular tiene un serio problema, problema que se vería incrementado sí la candidatura de Cascos se concretase, dado que, aunque no con totales manos libres, es previsible que el ex vicepresidente del Gobierno tenga mucho que decir sobre quienes le acompañarían en la lista para las autonómicas de 2011. Y aquí es donde el ‘grupo disidente’, formado por ‘casquistas’ y ‘conversos’, aunque todos parezcan últimamente haber asumido un discurso común, va a echar el resto, dado que si bien su cabeza visible no tendría ningún problema con el nuevo líder, algunos de quienes ahora le alaban y claman por su presencia no entran precisamente en el reducido catálogo de los elogios del otrora ‘general secretario’ del PP a nivel nacional.

Aunque la incógnita principal a despejar de la ecuación sigue siendo una decisión formal sobre la aceptación de Cascos a ser cabeza de cartel, este clima enrarecido, que también, aunque no me haya referido a ello por obvio, se traslada a ciertas juntas locales, de las que el paradigma es Gijón y su presidenta, Pilar Fernández Pardo, y que también trabajan a quí y en Madrid en la labor de zapa para minar el hipotético camino de regreso a casa de Cascos, aunque ésta sea la cuestión fundamental y primigenia -digo-, el ambiente que se está creando no es el mejor precisamente para la vuelta del ex ministro, aunque a algunos les pueda parecer que ha llegado la hora de pasar facturas por el pasado reciente. Todos tienen que ser conscientes de que si Cascos fuera el candidato va a necesitar que se olviden de momento afrentas y odios para empujar todos en busca de la necesaria -no lo olvidemos- mayoría absoluta. Las guerras internas serían lo mejor que le podría pasar a sus adversarios socialistas. Después, si el PP asturiano alcanzara el objetivo de gobernar, quedan años por delante para ir ‘saldando cuentas’, ‘limpiando a fondo la casa’, retirando de la circulación a los ‘acomodados en la derrota’, en fin, para dar la vuelta a la tortilla, aunque eso sí, con estilo de auténtico ‘chef’. Las precipitaciones viscerales pueden hacer que el huevo y la patata se derramen y el festín se tenga que suspender.

http://periodistaenlareserva.blogspot.com/2010/06/danos-colaterales.html

Be the first to like.
Retweet
, , , ,
20/06/2010 a las 20:39 Comentarios (0)

Cascos, el regreso

Mantiene serias discrepancias con el PP de Gijón y, a nivel regional, el partido está dividido. En Madrid no le va mucho mejor y, en la sede nacional, donde fue general secretario, su reaparición en la escena pública ha roto todos los esquemas. Pero en el Principado y en la calle Génova se da por hecho que Francisco Álvarez-Cascos se ha propuesto, ahora sí, regresar a la política, y nadie está en condiciones de evitar que sea el candidato popular a la presidencia de Asturias en las elecciones de 2011. Ni el líder autonómico Ovidio Sánchez, que acumula tres derrotas consecutivas, ni Mariano Rajoy, que admite, pragmático, las posibilidades del ex ministro.

Por Virginia Miranda

Hay una marea creciente de personas que consideran que sería oportuno mi regreso”. La afirmación de Francisco Álvarez-Cascos, pronunciada a finales de marzo ante los micrófonos de la Cope, podría parecer exagerada. Pero en Asturias saben que, efectivamente, existe desde hace tiempo una corriente de opinión que se está trabajando a conciencia su vuelta a la política.

El pasado diciembre, el diputado nacional y ex presidente del PP en Asturias, Isidro Fernández Rozada, declaraba en una entrevista al diario regional El Comercio: “No veo en el PP ningún candidato mejor” que el ex ministro, “el centro-derecha asturiano se siente muy reconfortado cuando oye que puede ser nuestro cabeza de lista en las autonómicas”. Él y Pelayo Roces, empresario y diputado popular en la Junta General del Principado de Asturias, son dos de los principales puntales de su candidatura virtual. Virtual porque, como bien ha recordado el que fuera secretario general del PP en tiempos de José María Aznar, es la dirección nacional la que propone candidatos y ésta aún no se ha pronunciado.

“Los galácticos no se suelen ofrecer a los equipos, son los equipos los que tienen que ir a buscarlos”, decía Roces en febrero. El propio Cascos ha declarado que nadie puede esperar de él que “pida, ruegue o plantee” su regreso, de ahí que sean sus partidarios quienes apremien ahora a Génova para que llame a la puerta del vicepresidente del Gobierno que, por otra parte, ha mandado señales inequívocas de sus intenciones –su abandono de la política es “reversible” y no ha perdido “ni un ápice del entusiasmo que tenía como militante del PP”, ha asegurado–.

Preguntado ahora por EL SIGLO, Pelayo Roces explica que “como miembro del Partido Popular, lo que queremos es ganar las elecciones, y para ello se necesita a los mejores, al mejor equipo, el mejor programa y las mejores estrategias. Y dentro del mejor equipo está Francisco Álvarez-Cascos. Aquí en Asturias y en España tiene acreditada y reconocida su labor en el Gobierno como vicepresidente y como ministro y, por supuesto, en el partido”. Sobre la actitud de la dirección nacional, dice que “a los mejores hay que ir a buscarlos”, y recuerda que el propio Cascos formó parte del grupo de dirigentes que aupó a Aznar a la presidencia de la formación. Porque ese es “el normal funcionamiento de un partido. Hay que desconfiar de los que se autoproclaman”.

Fernández Rozada y Roces forman parte de su más estrecho círculo de confianza, pero no son los únicos apoyos con los que cuenta Cascos en Asturias. Los parlamentarios regionales Reinerio Álvarez, Cristina Coto, Marcial González, Luis Peláez y Emilio Rodríguez se manifestaron a favor de su candidatura a pesar de que la dirección del partido autonómico pidió silencio al respecto. También la junta local de Llanes, cuyo máximo responsable, Fidel Sánchez, le ha invitado a afiliarse en su localidad; o las Nuevas Generaciones. Incluso la clase empresarial está entusiasmada con la idea.

Esto no quiere decir que al ex ministro le falten enemigos dentro y fuera del Principado, que hasta ahora han impedido su regreso a la vida pública –”nunca ha dejado de rumorearse sobre esta posibilidad, era una especie de Guadiana que aparecía y desaparecía de la política regional”, aseguran fuentes asturianas– pero que, en estos momentos, han dejado de ser para él un problema. Incluidos los protagonistas de un asunto aparentemente menor pero que sin embargo tuvo gran incidencia: su divorcio de su primera esposa, Elisa Escandón Ortiz, le enfrentó con sus hijos mayores y con la sociedad asturiana. La tensión desapareció tras separarse de Gema Ruiz y comenzar una relación con su actual mujer, María de la Hoz Porto, que desde el primer momento mantuvo una relación cordial con su familia.

El enfrentamiento del que fuera conocido como general secretario del PP con los populares de Gijón aún sigue coleando. A finales de 2004 se dio de baja en la organización local, de cuya fundación fue responsable, por su “indigna agresión” contra Mercedes Fernández, dijo. La que fuera diputada en el Congreso, delegada del Gobierno y persona de su confianza había sido vetada para ocupar cargos institucionales por la presidenta del PP gijonés, Pilar Fernández Pardo, hasta que no se depuraran responsabilidades por la trama asturiana de explosivos del 11-M. Y el pasado mes de octubre, Cascos denunció al PP de Gijón –”grupillo sin escrúpulos” les llamó– ante el Comité Nacional de Derechos y Garantías de la dirección nacional tras la aparición de documentación privada de su etapa como presidente del PP local en un contenedor de basura próximo a la sede. A finales de marzo, Génova exculpó a Fernández Pardo.

En 2008, tras la derrota de Rajoy en las generales, Cascos se posicionó del lado de los críticos. En una entrevista a la desaparecida La Clave lamentó la renovación emprendida por el líder del partido, que acababa de nombrar a Soraya Sáenz de Santamaría portavoz del grupo popular en el Congreso. “Los noviciados y los catecumenados se hacen en la bancada y no en puestos de responsabilidad”, dijo. En la misma entrevista, el ex titular de Fomento la tomaba con la dirección regional de su partido: “Un grupo cada vez más pequeño de personas, con el apoyo de Génova, juega cada dos o tres años a las cuatro esquinas para renovarse a sí mismo. Sin cirugía no habrá remedio para la esclerosis”.

Además de Gijón, Oviedo ha contado con significativos detractores del ex ministro. Desde su alcalde y hombre fuerte del PP regional, Gabino de Lorenzo, hasta el presidente de la formación, Ovidio Sánchez, aseguran fuentes relacionadas con la política asturiana. Pero ahora han adoptado una actitud más pragmática, y sin pedirle expresamente su regreso, han alabado sus dotespara la política asegurando que sigue siendo un gran patrimonio para el partido. De hecho fue De Lorenzo el
primero en referirse a él como “galáctico”.

Sánchez acumula tres derrotas consecutivas y, tras su último fracaso electoral, anunció que no tenía intención de repetir. En estos momentos no existe en el partido ningún otro candidato claro y la disposición de Cascos se antoja, en Asturias y en Génova, como la mejor de las opciones posibles. El único inconveniente que se le plantea al PP con su irrupción como cabeza de lista de la formación en el Principado es que movilice a la izquierda –que sigue siendo mayoritaria–, desencantada con el nivel de crisis que vive la región. Pero de no tener este efecto rebote, el voto conservador podría darle a Rajoy una inesperada victoria en las elecciones del próximo año.

Este es el escenario que en estos momentos barajan en Génova, dicen fuentes próximas a la sede nacional. De ahí que den por hecho que sea Cascos el candidato por Asturias. A pesar de la cantidad de inconvenientes que, aparentemente, juegan en su contra. No encaja con el estilo de Rajoy y no conserva en Madrid más amistades políticas que las de Esperanza Aguirre, dirigente autonómica, y José María Aznar, quien por cierto le ha dado su plácet para volver a la primera línea, aseguran fuentes próximas al ex presidente. Además, mantiene frías o nulas relaciones con el vicesecretario de Política Autonómica y Local de la formación, Javier Arenas, que guarda una buena relación con Ovidio Sánchez; con la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que mantiene con Cascos una conocida antipatía mutua; y con Mariano Rajoy, que no comulga con los modos del ex vicepresidente.

Pero “nadie tiene más fuerza” y sería capaz de aglutinar al sector duro del electorado, al que el líder popular tiene descontento. Además, otras fuentes señalan que Rajoy llegó a Madrid para ocupar el cargo de vicesecretario general en 1990 en sustitución de Arturo Moreno, obligado a dimitir por el caso Naseiro, gracias a Cascos, entonces número dos de Aznar. Y el líder popular aún recuerda el gesto.

Después de que el ex ministro acusa a la policía de inventar pruebas contra dirigentes del PP para implicarles en la trama Gürtel –incluido él–, De Cospedal ha asegurando que “algunos mandos policiales han pretendido falsificar pruebas”. La dirección del PP no querrá pronunciarse sobre el regreso de Cascos, pero ya va dando pistas de sus intenciones.

http://www.elsiglodeuropa.es/siglo/historico/2010/877/877poliCascos.html

A 1 persona le gusta
Retweet
, , , , , , ,
01/05/2010 a las 01:09 Comentarios (0)

«Para Cangas y para Asturias, Álvarez-Cascos sería una bendición»

«Los que consiguieron que Cuervo no fuera alcalde no deben ayudar a que vuelva a serlo dividiendo a los votantes»

Emilio Rodríguez.

Cangas del Narcea,

Pepe RODRÍGUEZ

Emilio Rodríguez ha sido elegido presidente del Partido Popular (PP) en Cangas del Narcea de manera oficial y democrática. Después de estar a cargo de la junta gestora durante meses, es ahora cuando puede decir que su puesto está absolutamente legitimado y la brecha abierta por la expulsión de los anteriores lideres del partido, cerrada.

-¿Va a ser usted el candidato a alcalde por su partido?

-Aún es pronto para eso. Hay que guardar los tiempos establecidos y no tiene sentido hablar de ello ahora. Como siempre digo, estaré donde mi partido crea que soy más útil. Esto es un proyecto de conjunto; el que piense en sí mismo, el que crea que es un proyecto personalista, está muy equivocado.

-Hay quien piensa que es un paso atrás pasar de ser diputado a volver a pelear por la Alcaldía.

-Pues no es así en absoluto. Es un nuevo reto. Yo no había sido nunca presidente de la junta local y ahora lo soy, es algo que suma, que se une al curriculum, y estoy muy orgulloso. En cuanto a lo otro, como ya he dicho, aún es pronto y no se sabe qué papel vamos a desempeñar cada cual en el futuro del Partido Popular.

-¿Un futuro que pasa por Francisco Álvarez Cascos?

-Diré algo muy claro: para Asturias, y para Cangas del Narcea, sería una bendición que Francisco Álvarez Cascos decidiese liderar el partido. Pero, una vez más, no es el momento de hablar de esto, no todavía. Nosotros estaríamos más que felices de que esto se produjera. Creemos que son los mejores los que deben liderar los proyectos.

-¿Fue muy duro lidiar con la situación de ruptura de la anterior junta directiva?

-Enormemente duro. Cuando nos hicimos cargo de la junta gestora se oían voces muy derrotistas. Y, francamente, creo que hemos hecho un trabajo tremendo para llevar al partido hasta esta situación de normalidad y a esta total democracia en el congreso. Estoy enormemente agradecido por el trabajo de todos mis compañeros y por el hecho de que, desde la expulsión de nuestros concejales, no se ha dado de baja ningún afiliado. Es más, hemos recibido a 50 personas más.

-¿Cuál fue el peor momento de esa situación?

-El más problemático fue afrontar las elecciones europeas. Y, al final, acabó convirtiéndose en el más especial, pues las ganamos por mayoría absoluta en el concejo. Aquel momento fue el punto de inflexión, el darnos cuenta de la fortaleza del partido y de que nuestro trabajo se estaba notando, de que la idea de proyecto global, y no personalista, estaba dando sus frutos. La división nunca es buena.

-¿Cuánto puede afectarles esa división, la integración en IDEAS de sus antiguos compañeros?

-Todo el mundo sabe que el votante premia la unidad y castiga la división. Por eso quiero decir que nadie sobra en el PP, nadie salvo aquel que se autoexcluye. Harán falta las fuerzas de todos para poder obtener la alcaldía en Cangas, que es el objetivo de todo,. Sería triste que algunos hicieran lo que hicieron para conseguir que José Manuel Cuervo no siguiera siendo alcalde y ahora ayudaran a su vuelta, causando una división innecesaria en los votantes. Ya digo, todo el mundo es necesario en el PP, salvo el que se autoexcluya.

-¿Cuáles son los principales problemas que detecta en Cangas del Narcea?

-Por encima de todo está el tema del Hospital «Carmen y Severo Ochoa». No se puede permitir, y no lo vamos a permitir, que esté en duda la viabilidad de la sanidad en la comarca, que haya dudas al respecto y que se generen documentos como el Plan Director. Siempre estaremos con los ciudadanos en la defensa de estos derechos, y más si se trata de sanidad. No es de recibo lo que el gobierno socialista planea, que se recorte en sanidad. Luego hay temas que parecen increíbles, como que esté en duda la celebración de la feria Narcenatur por falta de subvenciones, una feria que está consolidada, que es tan importante, pues trata temas cruciales para Cangas del Narcea como son la caza, la pesca y la naturaleza.

http://www.lne.es/occidente/2010/03/31/cangas–asturias-alvarez-cascos-seria-bendicion/894373.html

A 4 personas les gusta
Retweet

01/04/2010 a las 02:12 Comentario (1)

Emilio Rodríguez sale elegido presidente del PP de Cangas y pide la vuelta de Cascos

21.03.10 – 02:49 -

J. M. AZCÁRATE | CANGAS DEL NARCEA.

El congreso local del PP de Cangas del Narcea eligió como presidente al diputado regional, Emilio Rodríguez, al obtener el respaldo de los 68 afiliados que fueron a votar. En nombre de todos ellos, el nuevo presidente local mostró su apoyo a la candidatura de Francisco Álvarez-Cascos en caso de que se presente a las elecciones autonómicas de 2011. Sus palabras fueron acogidas por un unánime aplauso de todos los asistentes al congreso.

Emilio Rodríguez precisó que Álvarez-Cascos «es la mejor opción para dirigir el trabajo de todos los afiliados al PP y la llave que nos va a llevar al éxito electoral en Asturias». A sus declaraciones se sumó el secretario general del PP de Asturias, Fernando Goñi, quien añadió que «Álvarez-Cascos es la persona idónea y el mejor candidato para conseguir la presidencia de Asturias».

Rodríguez indicó que se abre una nueva etapa en el PP local, en el que el objetivo es «ganar las elecciones municipales y contar con un alcalde del PP, ya que, después de tantos años en la oposición, ya toca». Afirmó que trabajará por la defensa de la asistencia sanitaria del hospital comarcal, la construcción del matadero, la mejora de las infraestructuras, y por lograr un liderazgo social alejados «de las fobias y revanchismo existente».

http://www.elcomerciodigital.com/v/20100321/occidente/emilio-rodriguez-sale-elegido-20100321.html

A 5 personas les gusta
Retweet
, ,
27/03/2010 a las 00:54 Comentarios (2)

Web Oficial de Francisco Álvarez-Cascos | Entradas RSSComentarios RSSContacto